Se trata de una tipografía fina pero redondeada, perfecta para titulares de blogs, títulos de webs y grandes carteles, en que se necesita una gran legibilidad. También son muy interesantes las ligaduras que vienen por defecto, sobretodo la “fi” o la “fj”.